Patrocinio

Patrocinio

El éxito creciente y la generalización del patrocinio en el mundo del deporte por parte de las grandes compañías se explica por la rápida identificación que genera el deporte y sus protagonistas en las audiencias. Permite una conexión emocional muy intensa y efectiva con un público específico, acrecienta la credibilidad y prestigio de la marca gracias al su visualización multiplicada que genera la elevada exposición mediática, y, por otra parte, el deporte fomenta valores que se pueden asociar sin dificultad con los objetivos y valores empresariales.

Durante décadas se ha cuestionado la utilidad del patrocinio o le mecenazgo como una herramienta de comunicación. Actualmente, nadie pone en duda el enorme impacto económico y la rentabilidad social que genera para una empresa determinada la asociación con un acontecimiento deportivo, un artista o un evento cultural. El patrocinio ha pasado a convertirse no sólo en una herramienta más del marketing mix, se ha convertido incluso en un elemento vinculado a la estrategia general de una empresa o institución y capaz por tanto de otorgarle una importante ventaja competitiva.

Sin embargo, en algunas ocasiones se tiende a ver el patrocinio como una herramienta aislada de la cadena comunicativa. Los responsables de comunicación o de marketing de muchas empresas, quizás por la magnitud de las sumas desembolsadas en sus actividades de patrocinio, tienden a considerarlas como un fin en sí mismo, olvidando que es un elemento más del concierto de acciones comunicativas de una empresa y que se deben acompañar de otras acciones de comunicación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR